Caso Malasia: emisiones electrónicas de las cajas negras se debilitan rápidamente

Se estima que los restos del vuelo MH370 se encuentren a 4.5 kilómetros de profundidad.

El primer ministro de Australia, Tony Abbot, señaló que la búsqueda del avión malasio perdido quizás siga “por mucho tiempo”, debido a que las emisiones electrónicas procedentes de las cajas negras del aparato se vienen debilitando rápidamente.

“Hemos reducido considerablemente la zona de búsqueda, sin embargo es una tarea gigantesca ubicar algo a 4,5 kilómetros de profundidad en el océano a unos 1.600 kilómetros de tierra firme”, dijo Abbot en la última jornada de su visita a China.

En cuanto a las cajas negras, el político australiano informó que los equipos de búsqueda trabajan afanosamente porque las baterías duran solo un mes. Luego de ese tiempo, encontrar las grabadores será extremadamente difícil debido a la gran profundidad de la zona.

“Debido a que se debilitan con rapidez las señales provenientes de las cajas negras, lo que hacemos ahora es intentar captar otras. De esta manera podremos reducir la zona de búsqueda a la menor dimensión posible”, añadió Abbot.

Por otra parte, los investigadores pretenden ubicar la localización exacta de la fuente de las señales para enviar después un robot sumergible a fin de que busque los restos del aparato. Sin embargo, el submarino no será desplegado hasta que las autoridades estén seguras de que ya no se captan otras señales electrónicas.

Finalmente, luego de analizar la información de satélite, las autoridades creen que la aeronave, en la que viajaban 239 personas, se desvió de su curso por razones desconocidas y cayó en el sur del Océano Indico, al oeste de la Costa de Australia.

Fuente: La República